El modelo de las 5 fuerzas de Porter: qué es, para qué sirve y ejemplos

Carlos Quintana Marketing

8 minutos de lectura comentario

Analizar la industria en la cual se encuentra tu negocio es una de las mejores decisiones que puedes tomar a nivel de planeación estratégica. Por esta razón, hoy queremos referirnos al modelo de las 5 fuerzas de Porter el cual te permite analizar la industria y la competencia de manera ejemplar. 

A través de las siguientes líneas, queremos invitarte a que descubras en qué consiste este modelo y cuáles son las fuerzas que lo componen. Igualmente, compartiremos algunos ejemplos y referencias referencias prácticas que esperamos te ayuden a entender para qué sirven las 5 fuerzas de Porter. 

Descubre miles de productos para vender online. Sin compromisos; no se requiere tarjeta de crédito.

Regístrate en Oberlo ya. Es gratis.

Qué es el modelo de las 5 fuerzas de Porter

Las 5 fuerzas de Porter son los pilares de un modelo que permite identificar y analizar las variables que definen la estructura y el nivel de competencia que existe dentro de una industria particular. El nombre de dicho modelo se desprende de Michael Porter, el reconocido profesor de la Universidad de Harvard quien es uno de los principales expertos en materia de estrategia y ventaja competitiva a nivel mundial. 

Entorno del análisis de las 5 fuerzas de Porter

Antes de ver cuáles son las 5 fuerzas de Porter, es importante referirnos al entorno en el cual se encuentran dichas fuerzas. Lo primero que tenemos que decir es que el análisis de las 5 fuerzas de Porter se enfoca en estudiar variables y condiciones externas a la empresa.

En este sentido, el modelo de las 5 fuerzas de Porter se parece al análisis PESTEL el cual también se ocupa de analizar variables externas a la empresa como, por ejemplo, las condiciones políticas o la normativa legal que afecta el mercado en el cual se encuentra un determinado negocio.

Sin embargo, hay una diferencia importante entre las condiciones que evalúa el análisis PESTEL y aquellas que evalúa el modelo de 5 fuerzas de Porter ya que el primero se concentra en variables macroeconómicas mientras que el segundo se centra en variables externas que tienen directa relación con los procesos internos de la compañía.

En otras palabras, el modelo de las 5 fuerzas de Porter se enfoca en las variables que definen el denominado meso entorno que rodea a tu empresa. Es precisamente en dicho entorno que encontramos las 5 fuerzas competitivas de Porter, es decir, los clientes, los proveedores, los distribuidores, los productos y/o servicios sustitutivos, los nuevos competidores y los rivales existentes:

modelo de 5 fuerzas de porter - entorno

Como puedes ver, las 5 fuerzas de Michael Porter se ubican en un entorno bien definido. Veamos cuál es la importancia de dicho modelo específicamente cuando se trata de tu propio negocio.

Para qué sirven las 5 fuerzas de Porter

Partiendo de la definición inicial, el modelo de Porter nos ayuda a entender la estructura y el nivel de competencia que existe dentro de una industria particular. Pero exactamente, ¿para qué le sirve esto a una empresa? A continuación algunas de las razones por las cuales vale la pena implementar este tipo de análisis:

  • Entender el nivel de las líneas de negocio existentes y potenciales.
  • Establecer un margen claro con respecto a la rentabilidad esperada.
  • Hacer mejores predicciones a nivel de negocio.
  • Elaborar estrategias más competitivas.
  • Aumentar la rentabilidad de tu propio negocio.
  • Enfocar y optimizar tus estrategias de marketing.
  • Entender cuál es la ventaja competitiva que ofrece tu empresa.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que las 5 fuerzas de Porter no solo nos ayudan a entender la estructura de la industria en la cual operamos sino que también nos permiten moldear nuestro propio futuro.

Ahora que ya tenemos una definición y entendemos la importancia de este modelo, es el momento de entrar a ver exactamente qué son las 5 fuerzas de Porter.

Cuáles son las 5 fuerzas de Porter

Cuando se habla de competencia en el mundo de los negocios, la mayoría de las personas piensan en la rivalidad que existe entre dos compañías que buscan vender más productos o simplemente acaparar una cuota del mercado más alta.

Sin embargo, para Michael Porter, la competencia no radica en saber quién es el más grande del mercado sino quién es el más rentable de todos. Pero, ¿cómo se define dicha rentabilidad? 

Para responder dicha pregunta, Michael Porter elaboró un modelo en el cual estableció que la rentabilidad está definida por cinco variables. A continuación, veremos en detalle cuáles son dichas variables utilizando a la industria aérea como un ejemplo de las 5 fuerzas de Porter en el que podremos apreciar los efectos que puede generar un ambiente altamente competitivo.

1. Compradores o consumidores

La lógica que define a los compradores y a tus diferentes tipos de clientes se basa en el deseo que tienen estos de pagar menos y recibir más. En este sentido, esta fuerza se encarga de analizar el poder de negociación de los consumidores.

Si los consumidores, tienen un poder de negociación alto, esto quiere decir que los precios de los productos y/o servicios que compran serán bajos lo cual se traduce en una rentabilidad menor para tu empresa.

Precisamente, este es el caso de la industria aérea la cual está caracterizada por una guerra feroz de tarifas ya que para la gran mayoría de viajeros lo más importante es conseguir los vuelos más baratos del mercado. 

2. Proveedores

En términos simples, el objetivo de un proveedor consiste en obtener una ganancia más alta ofreciendo menos. Por esta razón, cuando se analiza esta fuerza, se está evaluando el poder de negociación que tienen los proveedores de tu industria.

Por ejemplo, si en tu industria existe un número limitado de proveedores que proveen un bien esencial dentro de la industria, la competencia puede ser bastante alta por dicho bien lo cual se traduce en costes altos que reducen el margen de rentabilidad.

En la industria aérea, un ejemplo de esta fuerza puede verse a través del modo en que Boeing y Airbus dominan el mercado mundial de producción de aeronaves comerciales.

3. Sustitutos

Una tercera fuente de competencia proviene de aquellos productos y/o servicios sustitutivos que responden a las mismas necesidades que ofrecen tus productos y/o servicios. En la industria aérea, un sustituto obvio es el servicio de transporte en tren. Por esta razón, la industria aérea no es el mejor ejemplo de las 5 fuerzas de Porter con respecto a dicha variable.

En realidad, con esta fuerza lo que se quiere entender es la facilidad con la cual pueden ingresar al mercado productos y/o servicios sustitutivos que sean capaces de eliminar la rentabilidad de aquellos productos y/o servicios que se han establecido de manera exitosa en el mercado. 

4. Nuevos competidores

Cuando se analiza esta fuerza del modelo, se está analizando la facilidad con la cual pueden entrar nuevos competidores a una industria. Si el ingreso es fácil, esto quiere decir que existe un nivel alto de competencia en dicha industria.

De hecho, las compañías nuevas también pueden convertirse en un factor importante de competencia. Siguiendo con la industria aérea, podemos citar lo que ocurrió cuando la compañía aérea Southwest Airlines irrumpió en el mercado estadounidense.

Gracias a una estrategia basada en volar solo un tipo de aeronave, Southwest redujo sus costes de operación optimizando su estrategia de precios a través de tarifas muy competitivas que obligaron a las demás compañías aéreas a incurrir en un sinnúmero de gastos solamente para mantener su ventaja competitiva en el mercado.

5. Rivales existentes

Obviamente, además de todas las fuerzas anteriormente citadas, hay que hacer las cuentas con los rivales existentes dentro del mercado teniendo en cuenta que una competencia intensa reduce la rentabilidad de todos los participantes en el mercado.

Una evaluación de dicha fuerza, analiza el número y el tamaño de los competidores con los cuales te tendrás que enfrentar en el mercado partiendo de la base de que a mayor número de rivales establecidos, mayor el nivel de competencia de dicha industria.

Las principales aerolíneas han estado en dicha situación prácticamente desde siempre lo cual las ha forzado a defender sus pequeños márgenes de ganancia a través de tarifas adicionales por cosas como mejores asientos, prioridad de embarque, número de equipaje, y servicios de comida y entretenimiento.

las 5 fuerzas de michael porter

Como puedes ver, el modelo de las 5 fuerzas de Porter, nos ayuda a tener una idea bastante buena sobre la estructura de nuestra industria y la competencia que enfrentamos. Pero, ¿cómo hacer un modelo de las 5 fuerzas de Porter? A continuación, compartimos un ejemplo práctico que esperamos te ayude a resolver dicha pregunta.

Ejemplo de las 5 fuerzas de Porter

Para cerrar este artículo, queremos compartir un análisis de las 5 fuerzas de Porter utilizando el ejemplo de una de las compañías más famosas del mundo: Starbucks. Veamos algunas de las características que cada una de las fuerzas del modelo tiene para esta compañía.

Poco riesgo frente a nuevos competidores

Las barreras de entrada al mercado no son fuertes y el acceso para nuevos competidores no es difícil. Sin embargo, gracias a su exitosa estrategia de marca y al nivel de lealtad de sus consumidores, dicho nivel de competencia no supone grandes riesgos para Starbucks en términos de rentabilidad y participación del mercado.

Alta rentabilidad con respecto a proveedores

Considerando el enorme número de proveedores de café que hay en todo el mundo y la buena posición que Starbucks tiene en el mercado, el nivel de competencia con respecto a proveedores es bastante bajo lo cual le permite a Starbucks mantener una buena rentabilidad en este sentido.

Imagen corporativa para enfrentar sustitutos

El mundo está lleno de todo tipo de bebidas que bien podrían sustituir la oferta de café de Starbucks. Igualmente, la empresa enfrenta un enorme número de proveedores que incluyen un sinnúmero de cafés, bares y restaurantes a nivel global.

Sin embargo, la buena imagen corporativa que ha cultivado Starbucks a través de su ejemplar servicio al cliente y el ambiente de cada una de sus sucursales, le ha permitido a Starbucks hacer frente a la alta competencia que enfrenta en materia de productos sustitutivos.

Servicio al cliente y experiencia para seducir compradores

Siguiendo con lo anterior, cabe señalar que existe una competencia feroz a nivel de los compradores ya que el poder de negociación de estos es bastante alto y las opciones en el mercado son igualmente altas.

Por esta razón, Starbucks sigue apostando a su servicio al cliente y experiencia para retener a sus consumidores. Considerando el alto nivel de competencia que existe a este nivel, las posibilidades de transferir costes a los usuarios es prácticamente inexistente.

Inversión considerable para mantener liderazgo

Los rivales naturales de Starbucks (Dunkin’ Donuts, Coffee Bean, McCafe) son empresas fuertes, innovadoras y con buenas estrategias de marketing lo cual hace que el nivel de competencia entre las principales empresas de la industria sea fuerte. Por esta razón, Starbucks necesita hacer inversiones considerables para mantener su liderazgo.

Como puedes ver a través de este ejemplo de las 5 fuerzas de Porter, este modelo nos ofrece una visión bastante clara sobre los niveles de competencia y rentabilidad que existen dentro de una industria. Sin embargo, si quieres una guía más precisa para elaborar dicho modelo, te invitamos a que tengas en cuenta los siguientes pasos:

¿como hacer un modelo de las 5 fuerzas de porter?

Con esta imagen, llegamos al final de este artículo. Esperamos te haya servido para tu estrategia de negocios y te invitamos a que te suscribas a nuestro blog para más consejos sobre el mundo del emprendimiento.

 
¿Quieres saber más?

Carlos Quintana
Carlos Quintana
Carlos es escritor y editor de contenidos especializado en temas de emprendimiento y estrategia digital. A través de sus artículos busca ayudar a los emprendedores a optimizar sus negocios.